Lista de casco de niña para bicicleta

🌞 Casco de bicicleta para niños pequeños

Independientemente de dónde vayas o de la distancia que recorras, debes llevar un casco de ciclista. Los cascos protegen nuestras cabezas de las caídas y los choques, y son, sin duda, un salvavidas en caso de colisión. A continuación te explicamos cómo elegir y dimensionar un casco que hará que tu próximo viaje no sólo sea más cómodo, sino también más seguro.
Mide tu cabeza (o la de la persona para la que vas a comprar) antes de empezar a buscar cascos. Las tallas de los cascos se determinan midiendo la circunferencia de la cabeza desde justo por encima de las cejas hasta la parte posterior del cráneo.
Coge una cinta métrica de tela o flexible y pásala alrededor de la cabeza para obtener una medida precisa. Asegúrate de que la cinta métrica está a unos 5 cm por encima de las cejas y pasa en línea recta por la parte más ancha de la cabeza, ni demasiado alta ni demasiado baja.
Para obtener una lectura precisa, pide a un amigo que compruebe la medida o utiliza un espejo. Si no tienes una cinta métrica de tela, haz una etiqueta en la tela con un trozo de cuerda y luego mídela con una regla o una cinta métrica de metal.

😐 Cascos de niña para scooter

Las cabezas de los niños necesitan una protección especial. Lo mejor es empezar con un modelo infantil adecuado para que adquieran el hábito de llevar casco. Hoy en día, casi todas las empresas fabrican cascos hechos específicamente para las cabezas de los niños. Van desde pequeños cascos urbanos con motivos alegres hasta versiones en miniatura de los cascos de mamá y papá. Todos nuestros cascos para niños se someten a los mismos controles que los cascos para adultos y ofrecen una seguridad constante. Por otro lado, es fundamental encontrar el ajuste adecuado. Al igual que en el caso de las motocicletas, es mejor comprar un casco que se adapte a las necesidades de los niños que uno que se «gradúe», ya que sólo un casco que se adapte correctamente puede proporcionar la protección suficiente.
Los cascos son, sin duda, la pieza más esencial del equipo de protección que usted o su hijo deben llevar cuando montan en bicicleta. Disponemos de una amplia selección de cascos para niños y jóvenes, porque la mejor manera de acostumbrar a su hijo a llevar un casco es que sea joven.
Cuando se trata de seleccionar un casco para su hijo, el mejor lugar para empezar es determinar su tamaño. Los cascos suelen medirse pasando un cordel por las dos orejas y por la parte más ancha de la frente del niño. Es importante que elijas un casco para tu hijo que se adapte a él en este momento, en lugar de uno que se desarrolle con el tiempo. Si quieres subir una talla, o si tu hijo está entre dos tallas, tendrá que llevar un gorro o algo más para rellenar el espacio extra cada vez que se ponga el casco. Muchos cascos vienen con almohadillas diseñadas específicamente para este fin. Del mismo modo, si a tu hijo se le queda pequeño el casco, es importante que lo sustituyas. El casco debe llevarse en la parte baja de la frente. Si el casco de tu hijo ya no se ajusta al punto más ancho de su cabeza a medida que se va desarrollando, es el momento de cambiarlo.

🤭 Cascos de bicicleta para jóvenes

El ciclismo es una actividad excelente para los niños. Ayuda a los niños de cierta edad a desarrollar su equilibrio y coordinación, además de ser muy divertido al aire libre. Los bebés y varios niños pequeños, por su parte, lo aprecian porque les permite relajarse y disfrutar del paisaje mientras sus padres hacen todo el trabajo pesado.
Tenga en cuenta las mismas consideraciones a la hora de comprar un casco para un niño que las que tendría a la hora de comprar un casco de bicicleta para usted: el casco ideal debe ser cómodo, resistente y de la talla correcta. Es importante elegir un color y un diseño de casco que le guste a tu hijo para que quiera llevarlo cada vez que monte en bicicleta.
Todos nuestros cascos cumplen con la normativa australiana sobre cascos de bicicleta y proporcionan protección a su hijo de acuerdo con las normas de seguridad australianas. A medida que se avanza en la selección, las principales diferencias suelen ser la reducción de peso y el aumento de la ventilación, lo que mejora la comodidad de su hijo.
La principal diferencia entre los cascos para bebés y los cascos para adultos es que suelen utilizar una construcción en molde, en la que la carcasa exterior de plástico está unida a la espuma interior. Los cascos para adultos, en cambio, tienen una cubierta rígida que puede pegarse o encintarse a la espuma.

😍 Cascos de bicicleta para niños

Cuando se trata de elegir un casco para niños, hay menos opciones y muchos menos detalles disponibles. Es una buena idea invertir en un casco infantil de calidad si tu hijo ya tiene confianza en sí mismo o si estás empezando a enseñarle a montar en bicicleta, ya sea en un primer momento en una bicicleta de equilibrio o en una introducción posterior en una bicicleta de pedales para niños.
Los cascos de bicicleta para niños siguen las mismas normas de seguridad básicas que los cascos de competición de gama alta, y han sido probados en condiciones bastante severas, por lo que puede estar seguro de que le proporcionarán una gran cobertura y protección, incluso a un precio básico.
Si gastas más dinero, conseguirás una tapa más ligera y una mejor ventilación para tu mini-casco. Esto será más relevante a medida que tu hijo desarrolle su interés por el ciclismo y comience a recorrer distancias más largas, en las que es más probable que pase calor y se moleste.
Algunos de los cascos de bicicleta para niños más costosos añaden valor simplemente por tener un aspecto más fresco. Aunque ciertamente no querrás gastar mucho dinero en un casco sólo porque tiene un diseño chulo, ten en cuenta que cuando tu hijo crezca, el casco podría convertirse en un obstáculo para la conducción, así que puede merecer la pena gastar un poco más en uno que le guste.